¿QUÉ DIFERENCIA HAY ENTRE FILTROS QUÍMICOS Y FILTROS FÍSICOS EN LAS CREMAS SOLARES?

solares-fisicos-690x250

 

 

Lo natural también está presente cuando tomamos el sol. Y es que si pensabas que retirando los sulfatos de tu champú de toda la vida ya lo habías resuelto todo, aún te queda mucho por aprender. Nuestra piel necesita protegerse de los agentes externos, no es la primera vez que lo decimos. Cuando hablamos de agentes externos nos referimos tanto a la contaminación, como al estrés y al ritmo de vida acelerado que pasa factura a nuestro cuerpo, pero también nos referimos a los productos que consumimos, tanto alimenticios como cosméticos convencionales. Pero hay algo más que quizás no habías tenido en cuenta y es que la radiación solar también afecta a nuestra piel.

¡Combate el sol con la crema solar adecuada!

Así como nuestro cuerpo necesita unos mimos extra con ingredientes detoxificantes, antioxidantes y protectores que cubrimos con productos naturales de aseo personal, la piel también necesita de una protección adecuada cuando nos exponemos a la radiación UVB y UVA. Y cuando se trata de salud, apostamos por lo natural, de este modo sabemos que lo que estamos aplicando sobre nuestro cuerpo es lo más saludable para nuestro organismo. Un sombrero, una sombrilla, hidratarse de forma regular, evitar las horas de intenso calor y usar ropa ligera puede ayudarnos a protegernos del calor. Pero sin duda cuando se trata de exponernos al sol debemos proteger nuestra piel con una crema solar natutal de amplio espectro que cubra las radiaciones UVB y UVA y esté libre de tóxicos, es decir que sea lo más respetuosa posible con nuestro cuerpo y también con el entorno.

Los filtros solares, clave para frenar las radiaciones UV

En el mercado encontramos gran cantidad de cremas solares. Aunque a priori puedan parecerte iguales, hay diferencias entre ellas, y no hablamos de diseños, tamaños ni del SPF, en este caso nos referimos a los tipos de filtros que contienen las cremas solares. Los filtros son la melanina artificial, los encargados de frenar que las radiaciones UV causen daños en la piel.En las cremas solares encontramos dos tipos de filtros, los filtros químicos que están compuestos por orgánicos sintéticos derivados del petróleo y los filtros físicos que son sustancias minerales de origen natural y resultan más eficaces y saludables. Vamos a entrar en detalle en cada uno de ellos:

Filtros químicos, protección con riesgos para la piel

Los ingredientes de una crema solar son claves. La mayoría de cremas solares que compramos en tiendas, supermercados y farmacias contienen filtros químicos y las hay de muchas marcas y distintas protecciones. Las cremas solares convencionales, a excepción de las naturales, incluyen filtros químicos que, una vez los aplicamos, además de protegernos de los impactos de los rayos UV, penetran en la piel. Es decir, intervienen en la biología de la piel actuando en la capa más interna y llegando a generar radicales libres que dañen el ADN. Estos filtros artificiales en su mayoría están compuestos por Benzofenones, Oxibenzona, Cinamatos, Alcamfor (camphor) y PABA que son ingredientes que en contacto con la piel son perjudiciales por ser disruptores hormonales, alergénicos y cancerinógenos. ¿Sabías que cuanto mayor sea el SPF en una crema solar mayor será la concentración de filtros químicos? Si quieres conocer una alternativa a los filtros químicos, sigue leyendo.

Filtros físicos, protección solar saludable sin tóxicos

Una alternativa saludable a las cremas convencionales con filtros químicos, son las cremas solares naturales que contienen filtros físicos y que en contacto con la piel no son perjudiciales para la salud. Te preguntarás porqué. Pues bien, con los filtros físicos las radiaciones solares se dispersan sin llegar a intervenir en la biología de la piel. Digamos que actúan como capa protectora superficial protegiéndonos de los rayos UV. Al no penetrar en la piel y contener ingredientes naturales, no son nocivos y resultan más saludables respecto a los filtros químicos. Los ingredientes más destacados en las cremas solares naturales son el óxido de zinc natural o el dióxido de titanio que son minerales de origen natural. Otros ingredientes que encontramos son el Bentonite, el Aluminum hidroxyde o el Hydrated silica, respetuosos con la piel y el entorno.

 

Protección inmediata

¿Y actúa del mismo modo que la crema convencional? Como los filtros físicos no tienen que penetrar en la piel, basta con aplicar la crema solar al momento ya que actúa de forma inmediata, a diferencia de las cremas solares con filtros químicos que se recomienda aplicar antes de la exposición al sol para que penetre y haga su acción protectora. ¿Te suena eso de aplicarla 30 minutos antes de la exposición al sol? Con la crema solar natural no tendrás porqué. Por lo general, los filtros físicos convierten una crema solar en un producto más seguro, tienen menos probabilidad de irritar la piel, causar alergias y son respetuosos con la fauna marina porque son biodegradables.

Además de estos dos filtros, podemos identificar otro tipo de filtros, los filtros biológicos, que complementan a los filtros químicos y físicos en la crema solar y se trata de ingredientes antioxidantes con polifenoles, carotenoides y vitaminas A, C y E que tienen la importante función de contrarrestar los radicales libres que generan las radiaciones UV protegiendo nuestro ADN y la salud de las células.

Si estás buscando una crema solar natural para protegerte de la radiación solar, ya la puedes encontrar en la tienda online de Icaria shop. ¡Entra en la web y consigue tu protección solar 100% BIO para disfrutar del sol de la forma más saludable!

Recuerda, si te ha gustado este post puedes compartirlo con tus amigos!! 🙂