¡TODO LO QUE DEBES SABER DEL IMPACTO DE LA RADIACIÓN SOLAR SOBRE LA PIEL!

 

a-galerias_aaportadas5_bronceado02

El sol es muy importante para nuestro cuerpo y estado de ánimo. Unos minutos al sol o un paseo en un día soleado parece que nos pone de mejor humor. Y es que el sol es necesario para el organismo además que con la luz del sol la piel sintetiza vitamina D, imprescindible para fijar el calcio en los huesos y mantenerlos sanos. Es un hecho, con la llegada del buen tiempo todos perseguimos el sol ya sea en terrazas, en la playa, en actividades al aire libre… ¡Cuánto nos gusta el sol! Pero hay que tener mucho cuidado y saber disfrutarlo con medida ya las radiaciones solares y un exceso de exposición al sol nos perjudica y esto se agrava cuando no nos protegemos de forma adecuada.

¿Cómo impactan los rayos de sol sobre la piel?

 

Con la exposición a los rayos UV (rayos ultravioleta) nuestro cuerpo está recibiendo el impacto de dos tipos de radiaciones que afectan directamente a la epidermis y dermis (las capas básicas de la piel): los rayos UVB afectan a la epidermis y son los más nocivos causantes de las quemaduras y eritema, mientras que los conocidos rayos UVA afectan a la dermis, la capa más profunda de la piel situada por debajo de la epidermis. La mayoría de protectores solares cubren los rayos UVB  y cada vez más los hay que también nos protegen de los UVA para asegurar una protección más completa. Por eso a la hora de escoger una crema solar debemos buscar la protección UVB y UVA, lo que se conoce como protección de amplio espectro.

La melanina, la defensa natural de la piel contra las radiaciones UV

 

Como bien sabemos, las radiaciones desestabilizan las células de la piel, degradan el ADN e impiden la correcta función de estas lo que puede desencadenar en enfermedades o mucho peor, cáncer de piel. La principal defensa natural de la piel contra las radiaciones solares es la melanina, una proteína que se genera y  seactiva al cabo de 3 o 4 días del impacto de la radiación UV. Actúa como pigmento natural y es de color oscuro, de ahí que nos broncee la piel. Los radicales libres generados por los rayos UV también son contrarrestados por las vitaminas A, C y E. Estas vitaminas también se encuentran en nuestra piel, pero si hay una sobreexposición estas defensas no dan abasto para contrarrestar los radicales libres generados. Por eso es importante reducir la exposición, minimizar riesgos y encontrar un punto intermedio. La melanina no bloquea el 100% de las radiaciones UV, además que tardamos 3-4 días en disponer de esta protección, como tampoco lo hacen las cremas solares y sus engañosos efectos pantalla, pero aun así toda protección es poca.

 

¡Te has quemado! Si hemos abusado de la exposición al sol y no hemos utilizado una protección adecuada, los efectos más inmediatos son las quemaduras solares y la aparición de manchas en la piel. Pero no queda ahí, es al cabo de los años, entre 10 y 40 años, que se empiezan a  detectar enfermedades de la piel, como los melanomas, uno de los cánceres de piel más conocidos.

Fototipos del 1 al 6 y tipos de piel

 

¿Eres de piel más bien clara u oscura? Cada tipo de piel genera más o menos melanina y esto tiene un vínculo directo con la capacidad de protección de la piel. Las pieles pálidas y con pecas tienen menos capacidad de generar melanina, y con ello presentan fototipos más bajos (fototipo 1), es decir más propensas a sufrir más daños. Las seguirían las pieles claras (fototipo 2 y 3), y las pieles más morenas y oscuras (fototipo 4 y 5) que tienen más cantidad de melanina y asimilan mejor las radiaciones solares. Por último, la piel negra (fototipo 6) siempre estará protegida. En general, los más sensibles al sol, son las pieles claras y los que están menos acostumbrados a ello. También la gente joven. Las pieles más jóvenes, entre 0 y 18 años, es la época de mayor exposición al sol, por lo que la mayoría de canceres de piel que aparecen provienen de daños recibidos durante la niñez.. ¿Y qué hay de los bebés? Los niños, junto con los ancianos, son el grupo de población más vulnerable a las radiaciones solares por eso se recomienda exponerlos al sol con precaución. En caso de los bebés, se recomienda  una no exposición hasta los 6 meses, y hasta los 3 años lo haremos de forma moderada.

fruta-playa-sandia-limon-dieta-salud

 

 

¡No te das cuenta pero los rayos reflejados también impactan!

 

Cuando tomamos el sol la mayoría somos conscientes del impacto de los rayos de sol sobre nuestra piel pero ¿sabías que también hay otros momentos en que nos está impactando el sol y no nos damos cuenta? ¡Cuidado con el agua, los días nublados, la arena o el asfalto! Los rayos reflejados también nos impactan. Los rayos rebotan en las superficies, en el caso de estar bañándonos en el mar o en la piscina, el agua refleja el 25% de la radiación UV, y el 80% de los rayos traspasan las nubes, especialmente si estas están bajas y son densas. Otros factores que influyen en el impacto del sol son los rayos del mediodía, la proximidad al ecuador y la altitud.

Si estás buscando una crema solar natural para protegerte de la radiación solar, este verano no puedes quedarte sin tu protección más healthy que te está esperando para disfrutar del sol de una forma saludable. ¡Descubre todos sus beneficios para la piel en nuestra tienda online de cosmética natural  Icaria shop!

Recuerda, si te ha gustado este post puedes compartirlo con tus amigos!! 🙂