Mesoterapia Corporal

descarga

Elimina la grasa localizada y reduce la celulitis de forma efectiva e indolora.

La mesoterapia corporal estimula el metabolismo ayudando a reducir la grasa localizada y la celulitis de forma efectiva y practicamente indolora.

La finalidad de la mesoterapia corporal es eliminar la grasa, modelar nuestra figura y lograr que en definitiva el paciente se sienta cómodo y satisfecho con los resultados.

Consiste en administrar pequeñas dosis de productos homeopáticos en la primera capa de la dermis mediante inyecciones que no causan ninguna molestia. Estas inyecciones actúan directamente sobre el tejido adiposo.

A menudo se plantea su uso en zonas de grasa localizada como la cintura y el abdomen, en las piernas, o incluso en la cara, donde se está extendiendo como un tratamiento con excelentes resultados. También se utiliza para combatir la molesta celulitis, siendo así una técnica de grandes posibilidades.

Debemos destacar la importancia de distinguir entre un tratamiento de acción localizada como la mesoterapia, y un tratamiento en el que se trata de una eliminación de grasa masiva e indiscriminada. La mesoterapia tiene como su paciente ideal a la persona con una condición física aceptable, pero con grasa localizada que o bien ha sido imposible eliminar mediante dietas o deporte, o simplemente se desea recurrir a la mesoterapia para obtener unos resultados asegurados.

El fin de la mesoterapia es conseguir movilizar estos cúmulos de grasa, de forma que sea nuestro organismo quien lo elimine de forma natural, para conseguir unos resultados muy buenos siendo una técnica mucho menos agresiva e invasiva, que por ejemplo una lipoescultura o liposucción.

 

¿En qué consiste el tratamiento?

La mesoterapia, es un tratamiento que precisa de diversas sesiones para que su efecto sea considerable, la duración de las mis- mas suele rondar los 25 minutos, aunque no se requieren las mismas sesiones para un tratamiento facial que anticelulítico. Durante la sesión se comenzará a tratar la zona en cuestión con pequeñas agujas cuya finalidad es conseguir inyectar en una capa

interna de nuestra piel (mesodermo) la sustancia que conseguirá que nuestra grasa comience a disolverse de forma natural, ayudada por los componentes de la misma. El tipo de productos que se aplica varía de acuerdo con las necesidades del paciente, ya sea que desee mejorar su circulación u oxigenación o metabolizar y acelerar las paredes de las zonas de grasa para acelerar la desintegración de esta.

Algunos de sus componentes, como la L-Carnitina, es muy conocida, y se pueden encontrar cápsulas de ella en farmacias y herbolarios, también contiene vitaminas y otras sustancias, que tienen como finalidad conseguir la disolución del tejido adiposo. Tras varias sesiones, podremos ver resultados, no es una técnica inmediata, pero sí ofrece grandes resultados. Se recomienda un alto consumo de agua antes y durante el tratamiento, pues la grasa que se va eliminando, nuestro organismo tiende a eliminarla por la orina, de esta forma ayudamos a nuestro cuerpo a llevar a cabo esta función, de ahí la importancia de beber abundante líquido.

Además,durante el tratamiento de mesoterapia, se recomienda una dieta hipocalórica, lo que implica que el consumo de calorías mediante ejercicio o el trabajo normal de nuestro cuerpo debe ser siempre mayor que la ingesta de calorías o lo que es igual, tomar menos calorías de las que quemamos.

Después de las sesiones pueden surgir pequeños hematomas debido a las infiltraciones y en ocasiones un leve enrojecimiento que tarda pocas horas en desaparecer. Se recomienda un masaje en la zona afectada y no se debe exponer la piel al sol.

 

Ventajas de la mesoterapia

No es necesario aplicar anestesia en ningún momento del tratamiento.

Se puede aplicar en prácticamente cualquier parte del cuerpo donde haya grasa localizada que se desee eliminar, y debido a que no es un tratamiento invasivo, ni se necesita una intervención quirúrgica, consigue ser una alternativa en alza para los tratamientos contra la grasa localizada.

La duración de las sesiones no supera los 30 minutos, y tras la misma, el paciente abandona el centro haciendo vida normal hasta la próxima sesión, sin tener que permanecer bajo supervisión medica.

 

Desventajas de la mesoterapia

Los resultados no son inmediatos, ni tampoco están garantizados totalmente. Dependerá en gran medida de que el paciente siga las indicaciones que le dé el profesional, y mantenga una dieta adecuada. De nada servirá la mesoterapia si continuamos generando grasas excesivas en nuestro organismo.

 

También es posible realizar la mesoterapia en la zona facial para conseguir una piel mas luminosa, tersa y joven… si quieres saber más información pincha aquí.