REMODELACION FACIAL CON ÁCIDO HIALURONICO

Nuevos tratamientos con ácido hialurónico para lifting, bolsas y ojeras

 

Sin lugar a dudas, el ácido hialurónico es una de las sustancias que más se están utilizando hoy en día para resolver determinados problemas estéticos dermatológicos. Cuando van pasando los años, la piel comienza a perder ese aspecto y firmeza.

Las inyecciones de ácido hialurónico se utilizan para el relleno facial de:

  • Patas de gallo
  • Volumen facial ( pómulos) y relleno de labios
  • Comisuras y contorno labial
  • Surcos naso genianos

El ácido hialuronico es una molécula que podemos encontrar de forma natural en nuestro organismo. Suele estar concentrado en las articulaciones, los cartílagos y la piel, y debido al paso del tiempo, nuestro organismo va consumiendo sus reservas y poco a poco, la concentración de ácido hialurónico disminuye. Es precisamente muy utilizado en medicina como por ejemplo en trau- matología, oftalmología y también para tratamientos de estética.

Sus principales cualidades son la hidratación, puesto que el ácido hialurónico conlleva la capacidad de retener grandes cantida- des de agua a su alrededor y sus características para rellenar tejidos como por ejemplo arrugas o signos de expresión.

De esta forma, a medida que vamos envejeciendo, el ácido hialurónico va menguando en su concentración provocando que la piel luzca más deshidratada, y como consecuencia directa, se favorezca la formación de arrugas y surcos. Aquí es donde entra en juego la medicina, y es que los avances médicos han permitido demostrar que la inyección de ácido hialurónico en las zonas como arrugas o patas de gallo, favorece la recuperación de un aspecto más joven.

Puede ser de origen animal o de origen biológico, dependerá del fabricante y el proveedor de cada clínica, así como también del fin con el que vaya a ser utilizado.

 

Aplicación:

El ácido hialurónico se encuentra de forma natural en nuestro organismo, lo que hace que se trate de un tratamiento 100% bio- compatible.

El tratamiento suele tener una duración de e 30 minutos, dependiendo de las zonas a tratar y la cantidad de producto que se necesite inyectar, en ocasiones se recurrirá a la anestesia local con el fin de que el tratamiento sea los más indoloro posible para el paciente. El promedio de duración es de nueve meses a un año. Es un relleno facial re- absorbible, lo que significa que el propio organismo lo va degradando gradualmente una vez inyectado hasta su de- saparición meses más tarde.

El tratamiento consiste en infiltraciones mediante una jeringuilla muy fina, adaptada a cada zona, y se irá rellenando la arruga o el problema a tratar, con el fin de recuperar la tonalidad y el aspecto liso y tenso de esa zona.

Tras la aplicación, la piel lucirá con una hinchazón acorde al tratamiento realizado, irá desapareciendo poco a poco y podremos observar con posterioridad los resultados reales de la intervención. Suele aplicarse hielo para que descienda la misma, y al cabo de unos días la zona tratada lucirá un gran aspecto y se podrán comprobar sus excelentes resultados.

 

Ventajas del ácido hialurónico:

Es un método muy seguro ya que se trata de una sustancia natural ya presente en nuestro cuerpo, por tanto no genera reaccio- nes de rechazo.

El ácido hialurónico es de fácil aplicación, con una sesión de 30 minutos, podemos conseguir vencer esos signos de la edad y obtener unos magníficos resultados

Su precio. El ácido hialurónico permite realizar un tratamiento estético en toda regla con grandes resultados por un precio asequible en el que se incluye un estudio personalizado, evaluación y seguimiento tras la inyección, y la propia aplicación del ácido hialurónico

Una de las ventajas con respecto al colágeno, es su duración que en algunas ocasiones y según la zona los resultados obtenidos tras la aplicación pueden llegar al año o incluso superarlo.

 

Desventajas del ácido hialurónico

Seguramente, su principal desventaja es que no es un tratamiento permanente, suele dividirse en sesiones y la duración de sus resultados oscila entre los 9 meses y 1 año, de este modo, lo normal es programar con el profesional que realizará el tratamiento un seguimiento y unas fechas en las que continuar con las aplicaciones si se desea prolongar su efecto.

Posee algunos efectos secundarios, pero suelen ser de una leve repercusión, como irritación, enrojecimiento, hinchazón o hiper- sensibilidad de la zona tratada. Suelen desaparecer poco a poco tras la inyección.

No se recomienda su uso en embarazadas, menores de edad, ni en el caso de que el paciente deba someterse a algún tratamiento con radiofrecuencia.

Por último, comentar que el acido hialuronico ha ido ganándole cuota de mercado al colágeno y es una gran alternativa para las personas que deseen recuperar una piel firme en su rostro sin tener que someterse a una cirugía estética con los riesgos que im- plica entrar en quirófano.