1506fsga011

¡Socorro! ¡Tengo pelos encarnados!

Evita la aparición de pelos enquistados. Este problema tan común puede tener solución con unos sencillos cuidados previos y posteriores al afeitado tanto en hombres como en mujeres.

Tras la depilación convencional, es frecuente que aparezca foliculitis, el vello no consigue romper la barrera de la piel y se queda en el interior formándose pequeños granitos. Son realmente muy dolorosos y además antiestéticos. Aparecen mayormente por la depilación con cera o con rasuradora. Pueden volverse un problema grave, por lo que además de tratarlos, es preciso evitarlos. Si el pelo no llega a salir puede incluso causar dolor o formar quistes. En Icaria, os proponemos seguir una serie de hábitos para evitar la aparición de pelos enquistados.

 

  1. Ducha de agua caliente: La primera medida que puedes tomar es coger la costumbre de ducharte siempre antes de depilarte, el calor ayuda a dilatar los poros y hace más fácil la extracción del vello en la depilación. Además, ablanda la piel y relaja la primera capa de la epidermis, lo que facilita la extracción en el caso de contar con un vello enquistado.
  2. Exfoliación: es el mejor método para eliminar las células muertas y tener una piel más fina que facilite la salida del vello. Se recomienda exfoliarse  tres veces a la semana. En el caso de tener la piel sensible, con una bastará. Es importante aplicar después una crema hidratante, no excesivamente grasa, para equilibrar la piel.
  3. No utilizar ropa muy ajustada: al utilizar este tipo de ropa, la piel está apretada y no permite que el vello crezca debajo de la dermis.
  4. ¡No aprietes los granitos para extraer el vello!: Haciéndolo, puedes infectar el folículo y provocar que la inflamación sea más grande.
  5. Depilación láser: es el mejor método para despedirnos de los pelos enquistados. La depilación láser  utiliza la melanina, el pigmento que le da color al pelo, como hilo conductor hasta el folículo piloso causante de la foliculitis. De esta forma, consigue destruirlo evitando que vuelva a nacer el pelo y logrando que podamos despedirnos de este problema tan molesto.

 

antes-despues-depilacion-laser

 

Siguiendo estos sencillos consejos podrás lucir una piel mucho más sana y suave, libre de vello, sin rojeces, molestias ni erupciones ¡Di adiós a los pelos enquistados!